Pintura para Niños y Jóvenes

La actividad artística nos permite unirnos a la profunda e inagotable fuerza que vive en nuestro interior y darle una expresión individual.

 

Nuestros niños y jóvenes tienen un acceso natural espontáneo e intuitivo a su mundo interior, a su creatividad y a su capacidad creativa. Acompañarles pintando significa participar en los procesos que ellos eligen. Se trata de la voluntad de estar en el aquí y el ahora sin perseguir ninguna idea de lo que debería o podría ser. Es tener plena confianza en lo que está ocurriendo, estar allí, percibir y alimentar sus pasos de crecimiento sin entrar en un juicio de valores, tomar en serio y apreciar cada realidad subjetiva sin buscar soluciones. El objetivo es darle un apoyo holístico al niño y al joven en su desarrollo, su concentración y su creatividad, el fortalecimiento de la expresión individual y un desarrollo de su tolerancia, así como su confianza en sí mismo. Se trata de un juego en el que nada se enseña, interpreta o juzga, se trata simplemente de «pintar en el estudio».

»Cada uno de nosotros llega al mundo con unos dones

particulares para desarrollar.»

El estudio es una habitación recubierta de paneles para pintar de pie. En el centro hay una mesa con pinturas y pinceles. El trabajo se realiza de pie sobre la pared, en hojas de gran formato con colores Gouache de alta calidad.